El seleccionado misionero de Korfball se instaló en Holanda para un torneo internacional